¡No dejes que muera tu sitio web!

¿Vas a dejar que tu sitio web muera?

¿Por qué necesito un mantenimiento?
Esa la primera pregunta que deberías hacerte si te planteas tener una página web.
Cada vez más empresas tienen su imagen en Internet. El siglo XXI, con internet, ha revolucionado la forma en la que las empresas hacen publicidad. Hasta el punto de que, hoy día, es casi imprescindible que los clientes puedan ver los servicios que tu negocio ofrece en internet.
Si ya tienes una página web, que te hicieron hace tiempo, habrás notado que no es tan fácil que tus clientes encuentren tu página en los buscadores. Al haber cada vez más empresas con visibilidad en internet es complicado hacer que sea la nuestra y no otra la que aparezca cuando los usuarios realizan búsquedas. Pero… ¿Por qué sí que encontramos a las otras empresas? La respuesta es el mantenimiento, ya sea que lo contraten con una empresa, o lo realicen ellos mismos. Un sitio web que se hace y no se modifica periódicamente, acaba perdiendo posiciones en google. Esto es un hecho, que puede ocurrir más tarde o más temprano en función del producto que se ofrezca, pero que inevitablemente acabará pasando, por muy moderno y de calidad que fuera tu sitio web.
¿Por qué pasa esto?
Todas las empresas que aparecen bien posicionadas en los buscadores realizan una fuerte inversión de tiempo y de dinero en aparecer mejor posicionados. Esto se hace de varias formas, y es lo que se llama SEO (Optimización del motor de búsqueda).
Para que un sitio web esté bien posicionado, en la realización del SEO se deben tener en cuenta muchos factores, pero de todos, el principal y el que más premia google, es que la web tenga contenido original y dinámico, es decir,  que no sea una entidad en internet cuyo contenido no cambia con el tiempo.
Google recompensa con mejor posición en base a muchos criterios, como el interés de tus clientes (las visitas posicionan mejor tu web), no hacer trampas con el contenido de tu web (poner servicios que no se ofrecen, con el objetivo de atraer visitas  y que vean lo que de verdad si se ofrece, por ejemplo) y bueno, hay muchos más, pero contestando a la pregunta del mantenimiento y en resumen: Lás páginas que no cambian no se visitan. Y esto, si quieres que tu web sea el escaparate de tu empresa que atraiga clientes, tienes que tenerlo claro desde el momento en el que te planteas tener tu propio sitio web.